Un sitio donde podemos estudia la Palabra de Dios de manera seria y edificante

Estudio # 3: Apocalipsis 6

Bosquejo de la semana 70: La Gran Tribulación.

APOCALIPSIS 6: LOS SELLOS

1 Vi cuando el Cordero abrió uno de los sellos, y oí a uno de los cuatro seres vivientes decir como con voz de trueno: Ven y mira.

El  capítulo  6 de Apocalipsis  es  como  un bosquejo de los acontecimientos de la Gran tribulación, la semana número   70  de  la profecía  de Daniel. En este capítulo son abiertos seis de los siete sellos del libro que Jesús tomó en Sus manos. Debe observarse que el séptimo sello se expande en siete trompetas; y que la séptima trompeta se expande en siete copas. Los sellos, las trompetas y las copas, son tres series   del   juicio   divino   que   va   a   ser derramado sobre la humanidad. La mano del Padre nos entregó (Jn. 3:16; Ro. 8:32) al “Cordero de Dios” para que nos redimiera, y ahora la mano del Padre entrega a la mano traspasada del “Cordero como inmolado” el libro sellado para que ejecute la redención de toda la creación. Con el levantamiento de la Iglesia se cierra la dispensación de la Gracia, y con la apertura del primer sello se inicia la semana número 70 de Daniel.

2  Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer.

Primer sello:

Algunos creen que el jinete de este caballo blanco del primer sello, es Cristo, empero hay varias cosas que deben ser consideradas.

  1. Cristo es quien abre los sellos en el cielo, y los acontecimientos contenidos en los sellos se producen en la tierra.
  2. Lo único que hay en común entre el pasaje de 6:2 y 19:11, es el caballo blanco.
  3. Este caballo blanco y su jinete de 6:2 es simbólico; el caballo y su jinete de 19:11 es real y literal, es Cristo en Su segunda venida, al final de los juicios.
  4. E1 caballo blanco de 6:2, inicia una serie   de   acontecimientos   horribles   en   el mundo, el de 19:11 (la segunda venida de Cristo) pondrá fin a esa serie de cataclismos.
  5. Este jinete del capítulo 6, tenía un arco, pero sin flechas. En la Biblia el arco más bien está conectado con los malos. Sal. 11:2; 37:14; 46:9; 58:7; Jer. 49:35. En Apocalipsis Cristo aparece como teniendo una espada. 1:16; 19:15, 21.
  6. Le fue dada una corona. No es rey, sino que fue hecho rey. La Biblia enseña que el diablo Ie dará una corona al Anticristo. Dan. 8:24, Ap. 13:2,4.
  7. La corona del jinete de 6:2, el “stephanos”  es una corona corriente.  Con relación a Cristo, dice en 19:11, que “había en su cabeza muchas diademas” o corona múltiple.
  8. Con relación a que “salió venciendo”, particularmente la profecía de Daniel claramente enseña que al principio de su período, el Anticristo tendrá éxito, que conquistará. Da. 7:7, 8, 20, 21, 23, 24; 8:23-25; 9:27; 11:36-45. Conquistará con engaño; como pacificador, y el mundo le creerá y lo recibirá. Jn. 5:43. El caballo blanco es la táctica seductora de Satanás, pero detrás viene el rojo de la guerra, el   negro del hambre y el amarillo (color cadáver) de la muerte. El jinete de 6:2, aparece en caballo blanco, pero es imitando a Cristo. Mat. 24:4,5; Juan 5:43; Dan. 9:27; 11:3 7.

Los juicios de la Gran Tribulación se inician con el primer sello, la manifestación del Anticristo, quien ha estado impedido por la presencia del Espíritu Santo y la Iglesia. 2 Tes. 2:1-7. ¡Muy pronto la Iglesia subirá!

3 Cuando abrió el segundo sello, oí al segundo ser viviente, que decía: Ven y mira.  4  Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.

Segundo sello:

Todo esto habla de guerra. La blancura de la falsa paz del primer caballo no durará mucho; todo tendrá un matiz rojo (bermejo) por la sangre de las guerras en este período aciago de la historia.

Se cree que la invasión de Israel por parte de Rusia (Gog y Magog), con sus desastrosos resultados  para ésta última,  tomará lugar durante   esta   primera   mitad   de   la   Gran Tribulación, o aún antes del levantamiento de la Iglesia. Ezeq. 38 y 39. ¡Es evidente que el escenario está listo! !Ya Rusia está en Siria que tiene fronteras con Israel!

5 Cuando abrió el tercer sello, oí al tercer ser viviente, que decía: Ven y mira. Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano.  6  Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino.

Tercer sello:

Es natural que en medio   de   una  situación   de   guerra   haya escasez, racionamiento y hambre. El hambre será otro azote en este tiempo tan terrible.”El vino y el aceite” son artículos caros y solamente los ricos podrán comprarlos en el mercado negro. Probablemente estos productos serán protegidos por las autoridades para usos oficiales y médicos.

7 Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira.  8  Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra.

Cuarto sello:

De los cuatro, éste es el único jinete que es identificado por nombre: “Muerte, y le seguía el Hades.” La muerte reclama la parte física, material, el cuerpo del hombre, el Hades, o sea el Infierno reclama la parte inmaterial, el alma y espíritu, que es inmortal. Por causa de estos juicios, morirá la cuarta parte de la población mundial.   Tomando por base la actual población del mundo (6.840.507.003), morirían alrededor de 1.710.126.750,75 personas. ¡Una macabra y multimillonaria cosecha de cadáveres por la Muerte, y un tenebroso, obligado y merecido desfile de todas esas almas al infierno!

9 Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.  10  Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?  11  Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.

Quinto sello: 

Queda demostrado aquí una vez más, que después de la muerte no termina todo, pues sigue el infierno (Luc. 16:19-31) páralos incrédulos y el Cielo para los salvos por Cristo. Mat. 25:46.

“Almas bajo el altar.” Aquí la escena cambia de la tierra al cielo. Juan vio en el cielo,

el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.”

Bajo el altar era que caía la sangre de los sacrificios en el Antiguo Testamento. Por estas mismas dos razones Juan fue desterrado a Patmos. El “cristiano” que también es mundano, el “creyente” que no se arrepiente, el “hermano” que también es pagano, el “protestante” que anda distante, el “evangélico” que aparenta angélico, el “pentecostal” que al mundo es igual; ninguno de estos sufre, pero sí sufre el que guarda la Palabra, guarda el testimonio y honra el Nombre del Señor. ¡Y son de estas clases de creyentes de hoy los que dicen que estarán dispuestos a toda clase de torturas y a la muerte durante la Gran Tribulación!

Estas son las almas de los mártires durante la primera parte de la Gran Tribulación. Los mártires de la Era Cristiana son resucitados en cuerpos glorificados en el levantamiento de la Iglesia, que para este tiempo ya habrá tomado lugar. Los cuerpos de estos están en los sepulcros, sus almas están en el cielo “bajo el altar,” pues fueron sacrificados.

Así como durante la Gran Tribulación morirán millones de personas cuyas almas serán llevadas al Infierno, también morirán millones de personas cuyas almas serán llevadas al descanso.

Los mártires del período de la Iglesia pedían perdón para sus verdugos (Hch. 7:60); estos clamaban por venganza, pues fueron martirizados en un tiempo de ira y de juicio. 6:10.

¿Qué   dirán   a   esto   los   que   enseñan   que cuando la persona muere, el alma duerme, que queda inconsciente? ¡Aquí vemos almas que sienten, hablan, piden, escuchan! ¡Esto es otra prueba de la inmortalidad del alma!

“Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos” en el resto de la Gran Tribulación.

Este es otro pasaje que confirma la verdad bíblica de la inmortalidad del alma y la plena conciencia de ésta después de la muerte; y que no existe tal cosa como “sueño el alma.”

A  estas almas “se les dieron vestiduras blancas.” Fueron justificados. ¡Almas  vestidas!   Por   causa   de   nuestra   mente acostumbrada a lo físico, a lo material, a lo tangible, nos resulta difícil comprender esto de un alma vestida. Pero el alma es tan real o más real que el cuerpo, pues el cuerpo donde moraban esas almas ya se había deshecho en el polvo, más las almas seguían conscientes. Además, San Pablo nos dice que “hay cuerpos celestiales, y cuerpos terrenales.” Si un alma es vestida es porque tiene cuerpo celestial o espiritual. Los unitarios descartan la personalidad del Padre y del Espíritu Santo, porque no han asumido cuerpo humano como el que tomó el Hijo. Pero los cuerpos espirituales del Padre y del Espíritu Santo son tan reales y verdaderos como el cuerpo tangible del Hijo. La personalidad, la inteligencia, la voluntad, los sentimientos, no residen en la materia, sino en el espíritu. El cuerpo humano es mortal; el espíritu es inmortal.

12 Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre;  13  y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento.  14  Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar.  15  Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; 16  y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero;  17  porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?

Sexto sello:

Estos son Juicios por medio de la Naturaleza. Los primeros cuatro sellos son juicios políticos, sociales, económicos, demográficos, pero el sexto sello son juicios por medio de las  leyes  físicas  de  la Naturaleza.  AI  ser abierto el sexto sello, suceden   seis espantosos juicios:

  1. “Un gran terremoto,” con todas sus desastrosas consecuencias. En los juicios de la Gran Tribulación suceden cuatro terremotos:
    1. Bajo el sexto sello (6:12);
    2. Entre el séptimo sello y la primera trompeta   (8:5);   c
    3. Bajo   la   séptima trompeta  (11:19);
    4. Bajo  la séptima copa (16:18).

Los terremotos en el mundo han traído grandes estragos en todo sentido. Cada siglo el número de terremotos aumenta en número y en intensidad. En el siglo pasado   hubo   un   total   de   2.119 terremotos. En el presente siglo 20, en la década del 60 ya se había sobrepasado ese número. (Ver tabla-anexo para estudiar el incremento de los terremotos desde el año 2000)

  1. “El sol se puso negro.” Durante los juicios de la Gran Tribulación, el sol se oscurecerá  cinco  veces:
    1. Sexto  sello. (6:12);
    2. Cuarta trompeta (8:12);
    3. Quinta trompeta (9:2);
    4. Quinta copa (16:10);
    5. A la segunda venida de Cristo (Mt. 24:29).
  2. “La luna se volvió como sangre “También la luna será afectada cinco veces, correspondiendo al oscurecimiento del sol.
  3. “Las   estrellas   del   cielo   cayeron.” Igualmente, cinco veces serán las estrellas afectadas, pero solamente dos veces caerán sobre la tierra:
    1. Sexto sello (6:13);
    2. A la segunda venida de Cristo (Mt. 24:29-31).
  4. “El cielo se enrolla.” El cielo se enrolla como un pergamino, tal vez dejando ver a los hombres una visión en el cielo del rostro “del que está sentado  sobre el trono; y de la ira del Cordero.” Si la bomba de hidrógeno hecha por el hombre, explotada en el espacio, abre un hueco en la atmósfera y los rayos del sol al llegar directos a la tierra queman todo lo que alcancen, ¡cuánto más podrá Dios “enrollar el cielo,” “enrollar” la atmósfera!
  5. “Montes   e   islas   fueron   removidas»” causando grande confusión, terror y espanto.

Pero  parece  que lo que más  les produjo terror, no fue el terremoto, ni el oscurecimiento del sol, ni el enrojecimiento de la luna, ni la lluvia de estrellas, ni la remoción de montes e islas, sino que fue el enrollamiento del cielo, pues todos aterrorizados se escondían en cuevas y clamaban a las peñas que cayeran sobre ellos; diciendo: “escóndenos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” Es muy significativo que estos usaron un lenguaje   bíblico   y   profético   en   su consternación y desesperación; es que allí habrá muchos que fueron cristianos y se descarriaron, muchos que oyeron continuamente el Evangelio y lo rechazaron, muchos que combatieron mucho a la Iglesia y a la obra de Dios, muchos falsos religiosos, muchos materialistas y ateos que segaron muchas vidas de cristianos, pero en vez de arrepentirse y acercarse al Señor, se escondieron de Él. ¡En vez de clamar a la Roca de los Siglos, clamaron a las peñas!

TABLA –ANEXO I

 

Magnitud

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

2007

2008

2009

2010

2011

2012

8,0 a 9,9

1

1

0

1

2

1

2

4

0

1

1

1

2

7,0 a 7,9

14

15

13

14

14

10

9

14

12

16

23

19

5

6,0 a 6,9

146

121

127

140

141

140

142

178

168

144

151

185

42

5,0 a 5,9

1344

1224

1201

1203

1515

1693

1712

2074

1768

1896

2069

2276

587

4,0 a 4,9

8008

7991

8541

8462

10888

13917

12838

12078

12291

6805

10303

13315

2969

3,0 a 3,9

4827

6266

7068

7624

7932

9191

9990

9889

11735

2905

4326

2791

523

2,0 a 2,9

3765

4164

6419

7727

6316

4636

4027

3597

3860

3014

4624

3643

762

1,0 a 1,9

1026

944

1137

2506

1344

26

18

42

21

26

39

47

19

0,1 a 0,9

5

1

10

134

103

0

2

2

0

1

0

1

0

Sin Magnitud

3120

2807

2938

3608

2939

864

828

1807

1922

17

24

11

1

Total

22.256

23.534

27.454

31.419

31.194

30.478

29.568

29.685

31.777

14.825

21.560

22.289

4.910

Estimación muertes

231

21.357

1.685

33.819

228.802

88.003

6.605

712

88.011

1.790

320.120

21.953

124

Fuente: http://earthquake.usgs.gov/

About these ads

Comentarios en: "Estudio # 3: Apocalipsis 6" (1)

  1. TREMENDO FALTO COLOCAR LOS CREDITOS DEL AUTOR DE ESTE COMENTARIO. EL HNO LUIS M. ORTIZ DE SU LIBRO APOCALIPSIS.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.482 seguidores

%d personas les gusta esto: